Daniel Alarcón y Sheila Alvarado, Ciudad de Payasos